domingo, 14 de febrero de 2010

La pepona: ¿ídolo o traidor?












Esta camiseta de piqué con número de cuerina cosido nos permite revisar algunas fotos y rescatar algunos jugadores que dejaron su huella en Belgrano.

Este es el caso de José Omar Reinaldi, la Pepona, todo un símbolo.

Mi viejo siempre me cuenta que hasta que se fue por primera vez en 1974, era incluso más ídolo que el propio Artime.

Llegó a Belgrano justo para acompañar el debut celeste en los Nacionales a fines de la década del sesenta. Se ganó el corazón de la gente. Su pinta, su cabellera rubia, lo distinguían de los demás. Era un jugador muy inteligente, cerebral, siempre listo para el gol. También siempre se escucha su predilección para jugar a la sombra, pero los que jugaban realmente bien podían darse ese tipo de lujos.
Después de ser el emblema de Belgrano en varios Nacionales, se fue a Central, River, Barcelona de Ecuador y finalmente regresó a Córdoba… pero a Talleres.

Fue una puñalada directo al corazón. Es una frase hecha, pero hay razones (económicas) que el corazón (de hincha) no entiende.

De todas maneras, con la Pepa se produjo un caso único. Que ahora, con las pasiones mucho más exacerbadas, no sería posible.

Volvió a Belgrano en 1981, para jugar el Nacional, y después retornó a Talleres. Regresó en 1984 por la misma razón, para volver otra vez a Barrio Jardín. Jugó tres veces para cada lado. El único caso similar que encuentro es el del Negro Adrián Ávalos.

El último Nacional que jugó con la camiseta celeste, lo hacía por lo general como suplente, entraba en los segundos tiempos y cuando lo hacía y tocaba la primer pelota, se provocaba un murmullo de admiración que nunca escuché en mi vida en Alberdi. Era una leyenda. Un ídolo esquivo. Una novia infiel.

Qué pensás de la Pepona? Ídolo o traidor?

16 comentarios:

intendenciaventana2000 dijo...

A mi modesto entender, más allá de haberse puesto las plumas alguna vez, siempre volvió, aquellos que se han puesto ambas casacas son quienes más han notado la diferencia entre la gente de unos y otros, si bien en su momento debe haber sido molesto para el hincha pirata, hoy y a la distancia, particularmente, no hay que reprocharle nada a la Pepona, fue, es y seguirá siendo un grande dentro de la historia de Belgrano. Como siempre buenísimo material!!!!, abrazo!!. silvio

eljuansa. dijo...

y...
el no haber vivido su época, hace algo injusta mi opinión. pero lo considero un traidor.

uno de mis primeros ídolos en belgrano, junto a villita, el tato martelotto y la chacha, fue abel darío "el torito" blasón. lo cito a él porque fue mi primer gran desilución y como no viví lo de la pepona, me sirve para suponer lo que sintieron los más viejos. yo no los poerdono.

sobre este tema, y sobre las razones económicas que el corazón de hincha no entiende: mi viejo es periodista, ya no trabaja aquí en córdoba pero recuerdo que una vez en la corrsponsalía del diario clarín, le hicieron una joda a artime.
lo llamaron para decirle que su representante ya había arreglado todo con las gallinas, que el pase a galleres era un hecho y que cuándo podían hacer una sesión de fotos con la camiseta azul y blanca.

artime propinó una puteada maravillosamente pirata, larguísima, irreproducible.

por último, un gran aplauso para la camiseta. una joya impresionante. que, como toda camiseta de belgrano, está más allá de los nombres, los hombres, las idas y las vueltas.

Gringo dijo...

Qué se yo.
Ni sé si había nacido.
Lo que sé, creo que me parece absurda la pregunta. Es la Pepona Reinaldi, y ya.

abrazo

Gringo dijo...

Ah, después entrá a devuelvanlapelota. Hay ahí una fotito que quizá te guste.

¡otro abrazo!

Aldo Marcelo dijo...

Antes que nada dejo mi gratitud para con el blog, porque hacía rato que no lo veía y encontré muchos buenos recuerdos. Realmente hacés un laburo que se nota sale de las entrañas, como no podía ser de otra manera.
Respecto de la consigna sobre la Pepona, puedo decir que lo vi jugar y efectivamente era un goleador tremendo, que también hya que decirlo le gustaba la sombrita, lo que no quitaba su capacidad goleadora.
Belgrano siempre tuvo equipos aguerridos sobretodo de mitad de cancha para atrás, o pasaba la pelota o el jugador, nunca los dos cosas al mismo tiempo.
Por eso no lo catalogaría ni como ídolo ni como traidor. Me parece que la categoría de ídolos en la B le caben al Tito Cuellar, el gringo Coletti, la Chacha Villagra, al Luifa, al Chiche y a Villita, y de los muy viejos que obviamente no vi jugar pero que mi viejo me contó que eran ídolos el maestro Justo Aníbal Coria o el viejo Lascano.
Saludos a todos.

Anónimo dijo...

yo lo alcance a ver en el ultimo nacional que vino a jugar a belgrano,todo lo idolo que fue en sus comienzos se diluyo con la ida a talleres para mi modestamente los verdaderos idolos no se cambian a la vereda del frente eso de artime es cierto y es cierto que la pepona es de las gallinas. lo lamento por el el se perdio ese gran privilegio de ser el maximo idolo pirata. las fotos como siempre exelentes un abrazo ivan

Anónimo dijo...

tambien no lo vi jugar nunca, pero no lo quiero, ni en pedo lo considero idolo...

Tambien fue tecnico de las gallinas, estubo por ejemplo en el banco de ellos en el partido que le ganamos 1 a 0 con el rodillazo de arriola, año 2004 venian de descender.

Oli

Botinera Hot dijo...

Amor, amor infiel
el que más ama sufre más
a quien quieres de los dos??
yo soy un juego ocasional.
Amor... amor... amor infiel

Ale R. dijo...

Me gusta mucho el aporte de Botinera Hot!! Saludos, Ale R.

Anónimo dijo...

tendria que opinar mas seguido botinera hot

Anónimo dijo...

Y la Pepona qué dice? nadie le preguntó?
Al negro Avalos lo escuché decir una vez, en una gomería, jugando para Belgrano, que a Talleres él no le hacñia goles. 2 días después se jugaba el clásico. No recuerdo puntalmente su actuación, pero lo que dijo fue suficiente.

Juan Cruz

el gordo piratón dijo...

Hola gente, primero que todo yo como amante de la rica historia del Celeste quiero felicitar al creador de este blog. Por ser la primera vez que opino en este blog quiero hablar de este ídolo o traidor. La Pepona fue ídolo total en los fines de los '60 y comienzos de los '70 especialmente en los torneos locales y más aún en los torneos nacionales donde fue reconocido por la prensa del momento quizás mas que la Milonguita y chupete Guerini, fue un emblema en esa época, cuando el país hablaba de Córdoba se hablaba de él. En 1975 se convirtió en ídolo con dos goles decisivos dándole el campeonato a River, los hinchas de River nunca lo olvidaron y hoy lo reconocen en sus blog como el ídolo que con dos goles le dió el campeonato. Este buen tipo que lleva en sus espaldas el peso de haber formado parte de aquel equipo de talleres que perdió la final en 1978, este ídolo de Belgrano y River se convirtió en una de las gallinas más grande de la historia del fútbol argentino, quizás pagando el precio de traidor. Sus regresos nunca fueron ya lo mismo, pero debemos respetar aquellos que lo vieron jugar (no es mi caso) que le consideran un ídolo no solo por sus goles si no también por que dejó todo cuando se calzó la Celeste. Respeto aquellos que lo consideran traidor... pero no se olviden que él pagó el precio, su figura no aparece en la pared de los mitos y eso le debe doler más que mil patadas. Para muchos ídolo para otros traidor... yo te voy a recordar como parte de la rica historia que nos distes...

eljuansa. dijo...

qué contento me pone el éxito de este blog.
un punto más de encuentro entre piratas, enfermos de esta pasión.
siempre saludo y felicito al creador del blog.
ahora saludo y felicito al resto de piratas que lo visitan.
abrazo!!!

Anónimo dijo...

Quiero felicitar al creador del blog ya que como buen hincha del celeste sabe lo que nos gusta y nunca cae en la putiada o en la gastada sin sentido, y sabe reflejar lo que es belgrano, la pasion mas alla del resultado, del disfrutar ir a la cancha mas alla de la posicion de la tabla. muchas gracias por las sensaciones y un abrazo

sergio/ramonero/pirata dijo...

Una vez leí una entrevista que le hicieron y el chavón dijo que la hinchada de Talleres era fría... y que lo sabía perfectamente porque había jugado en Belgrano y en Talleres. Jah!!!

En realidad no es ni ídolo ni traidor, fue un gran jugador de Belgrano que pudo haber sido ídolo pero que prefirió la moneda...

Gracias por los goles y por enriquecer la historia del pirata, pero para ser ídolo hay que elegir un camino y no cambiarse de mano JAMÁS.

En cuanto a lo del negro Ávalos, al tipo lo respeto mucho porque siempre dijo se hincha de Talleres y pese a eso siempre dió el 100% por Belgrano. Incluso ascendimos con él en el 98'.

Anónimo dijo...

che, pero fijate que Reinaldi metió el doble de goles con la camiseta de Talleres, y jugó más partidos.

digo, para ese que decía que aquellos que juegan en ambos equipos se dan cuenta de la diferencia de uno y otro