jueves, 2 de agosto de 2012

tu pirata cordobés


De vez en cuando aparecen. Sorpresivamente. Casi sin buscarlas. Caen desde el cielo. O un hincha de Talleres que conocés hace poco desliza al pasar: "yo era amigo de Sergio Castillo, tengo una camiseta que me regaló, pero no la uso por razones obvias... Es una Le Coq, la semana que viene la traigo para que la veas". Pensás que es una camiseta más, de las que ya viste miles. Hasta que la ves de cerca. Es una rareza. Distinta. Los tarados que coleccionamos nos damos cuenta al toque cuando estamos ante una pieza única. Pensás automáticamente que tenés una revista Match Deportivo donde viste una foto de algún partido donde fue usada. Y no ves las horas de llegar a tu casa para encontrarla. Y ahí está. Lo ves al uruguayo en la tapa. Investigás y Yamil te dice que sólo se usó dos partidos, contra Estudiantes y contra Instituto. Que contra Instituto el parche estaba pegado y se despegó de la mayoría de las camisetas durante el partido. Por eso la joya que tenés en tus manos tiene el parche pegado y encima cosido. Y en el libro de Gustavo Farías del Centenario también encontrás una foto de Sosa gambeteando un pincha en el mismo partido, y también hay fotos en La Voz y en La Mañana. Y empezás a recopilar todo esto para presentar este post y esta camiseta. Una más. Espero que sigan apareciendo.









Ahí está Sergio Castillo saludando con los brazos en alto. La camiseta que tiene puesta es la que ahora tengo en mi colección. 




El partido en el que fue usada esta camiseta, no fue uno más. Tenía una carga emotiva muy fuerte. Se jugó una semana después de la muerte de Rodrigo, el Potro Cordobés, confeso fanático de Belgrano, y al momento de producirse el accidente, se trataba del personaje más importante del país. Sin exagerar. Antes, durante y después del partido, se lo recordó con banderas, canciones, plaquetas para Telu, su tía, incluso el Luifa mostraba una remera abajo de la camiseta con su figura. La Revista Match Deportivo sacaba un poster y Artime aseguraba que el mismísimo Potro lo había ayudado a hacer el gol del triunfo. Creer o reventar.






4 comentarios:

rodrigo dijo...

Que pedazo de post..

alobelgrano dijo...

gracias rodrigo! abrazo

Mariano Saravia dijo...

Son esas cosas de la vida que te hacen pensar: _Que grande este Belgrano!!! y a medida que uno va leyendo se le eriza la piel....

Javier dijo...

Que joya viejo, y tremendo post, se nos pone la piel de gallina a todos los piratas leer estas cosas. Abrazo!