jueves, 9 de agosto de 2012

Juan Martín y la venganza de Diego Alarcón



Latentes estaBan los recuerdos de ese histórico 26-6-11. En nuestras retinas el BomBazo de Farré  seguía sucumBiendo la red, el pecho caliente de Olave conteniendo el penal de Pavone, las triBunas del Monumental todavía prendidas fuego, lágrimas rojas y Blancas y algaraBía Celeste. “Con esta hinchada loca nos fuimos de la B, nos fuimos para nunca, para nunca volver, y ahora en primera le vamo' a demostrar, que somo' lo más grande del fútBol nacional”. Ese grito retumBa por todo el estadio, el desahogo, el festejo, la emoción inconteniBle de un lado; del otro, la vergüenza de jugar por primera vez en 110 años de historia, en la segunda categoría del fútBol argentino.
Una ironía del destino (o de la AFA en realidad), volvió a cruzar a estos dos equipos. Belgrano, el verdugo de River, el que lo despidió de la Primera División, ahora le da la Bienvenida tras su ascenso.


Fue un partido de película. Ni a SpielBerg se le huBiese ocurrido un mejor guión. Un Monumental repleto para vivir el partido del morBo. Sale Belgrano a la cancha y allí está su gente, con gloBos celestes, sintiéndose locales una vez más. Comienza el partido y siguiendo con la yeta de los delanteros (siento que tenemos una maldición con los número 9), el deButante Aquino se lesiona a los 15' del primer tiempo. Putié y mucho, no puede ser que a cada número 9 que viene algo le pase. Sin emBargo, terminó siendo positivo. Entró Carranza en su reemplazo y fue la figura del partido; 43' del Primer tiempo desBorde de Carranza, centro, CABezazo de Melano ante la mala salida de Vega y 1-0 para Belgrano. Comienza el segundo tiempo, excelente pase de Zapata para una oBra de arte del pelado Carranza. Golazo! 2 a 0, resultado hermoso, como el que se dio en AlBerdi. 


De una falta al Borde del área, llega con algo de fortuna el gol de River. 1-2: el peor resultado del fútBol. A aguantar que River se nos viene con todo ahora.
Y luego sí, la payasada. Olave sale a cortar mal un centro, le da con su cara a la nuca de Aguirre, al de River no le pasó  nada, mientras que Olave se llevó la peor parte y quedó tendido un rato en el suelo. Un choque desafortunado, que por un momento generó preocupación por la salud de nuestro arquero. Juanca no se movía, se dio un golpazo, y luego se reincorporó, para enterarse que... PENAL PARA RIVER! Sí, penal para River. Esos penales que sentís que te están choreando en un callejón oscuro, sin salida, entre cuatro y no podés hacer nada más que morirte del odio. Así tamBién estaBa Juan Carlos, como loco, y su temperamento le costó la amarilla. El arco de Olave volvía a vestirse de 26 de junio. Otra vez un penal en el Monumental, y nuevamente, no logran vencerlo. Todavía está volando por los aires el penal de Funes Mori, y a Olave lo echan por “festejo desmedido”. Pfff.. 


Lo alarmante no era el sólo hecho de quedarse con un jugador menos, si no, ¡quedarse sin el arquero cuando el equipo ya no tiene más camBios disponiBles! ¿Y ahora? ¿Quién se va a cargar con semejante responsaBilidad? Y allí fue el otro 9 que trajimos, ese que no tiene apellido, un tal Juan Martín, que viene de no sé qué cluB, que nunca jugó en Primera, pero que tenía ganas de vestirse de  héroe con guantes. Creo que la primera pelota que tocó fue el saque de arco que tuvo que hacer. River sólo remató una vez al arco, en un intento de chilena sin potencia de Lanzini que Juan Martín contuvo sin proBlemas. Y eso que por el área merodeaBa David Trezeguet, el nuevo ídolo de River, la figura europea, el delantero campeón del mundo con Francia '98. No, ni siquiera él pudo romper el arco de Juan Martín. ¡Pitazo final y de nuevo la locura y la alegría!
Durante esos 8 minutos que Juan Martín defendió nuestra valla, por mi mente sólo pasaBa un recuerdo. No, no era el del ascenso del 2011, era algo que pasó hace más de una década. No podía dejar de recordar que ya haBía un antecedente de un arquero expulsado, un Belgrano sin camBios y un jugador de campo vistiendo los guantes en el Monumental.

Quinto día del mes de septiemBre del año '99, quinta fecha del Apertura de ese año. Un River vistoso, lujoso, de esos equipos hechos a medida del paladar negro millonario, reciBía a  Belgrano, un Belgrano que por esos tiempos era ante los ojos de todos los demás “el equipo fácil del fixture”.
River formaBa con: Sessa – Yepes, SaraBia, trotta -  Escudero, Astrada, Placente, Coudet - Aimar, Saviola y Ángel. Los 11 de Belgrano que salían a Buscar el Batacazo eran: LaBarre – Castillo, Alarcón, Medina, Testa – Solana, Javier Villarreal, Montenegro, José Luis Villareal – Leo Torres y LujamBio.
A los 10' del PT “el conejito” Saviola aBre el marcador. 8 minutos más tarde empata Ariel Montenegro. Villita, a los 25' mete un zapatazo de afuera del área que no celeBra por respeto a su ex-cluB, ¡pero que todos los Piratas festejamos a más no poder! HaBía saBor a hazaña en el aire. Para Belgrano ganar en el Monumental era prácticamente una misión imposiBle. LlegaBa a Nuñez con el historial 11 a 2 en contra (con 41 goles millonarios contra sólo 7 gritos celestes), y haBiendo conseguido vencer en esa cancha una sola vez en toda su historia (en el año 1984, en los cuartos de final del torneo Nacional). Sin emBargo la alegría ganadora duró sólo cuatro minutos. A los 29' Saviola volvió a empardar el encuentro. 


En el noveno minuto del segundo tiempo, el colomBiano Juan PaBlo Ángel puso a River otra vez arriBa en el marcador. 3-2.
La esperanza no se perdía, Belgrano BusCABa el milagro. Hasta que en el minuto 81 del partido el arquero LaBarre le mete una trompada en la CABeza al delantero colomBiano, una agresión irresponsaBle e innecesaria frente a la cual el árBitro Sequeira no duda: tarjeta roja. LaBarre a las duchas, Belgrano con 10, arquero expulsado y con los tres camBios agotados.
A Diego Alarcón, ese ruBio defensor central salido de las inferiores de Instituto, le tocó ir a defender los tres palos Bajo la incesante lluvia y el campo de juego emBarradísimo. Nadie se acuerda de que tuvo una volada espectacular para sacar el remate de un jugador de River, pero nadie se olvida del golazo que le metió Ángel, de taquito tras un desBorde de Saviola. Una joyita, una Burla al arquero improvisado, para que sufra como la pelota pasaBa al costado de su pierna derecha que se estiraBa sin poder evitar que la redonda golpee la red y todo River festeje. 


El descuento a los 92' de Ariel Montenegro sólo sirvió para que me diera más Bronca haBer perdido un partido, que sentía que de no haBer sido expulsado LaBarre, quizás huBiéramos podido empatar al menos.
Ese año River terminó siendo Bi-campeón. Belgrano antepenúltimo, zafando del descenso ganando la Promoción frente a Quilmes, a lo Belgrano, con mucho huevo en la cancha y la triBuna (y con los mismos en la garganta).

Hoy la realidad es completamente distinta. Ahora es Belgrano el cuco. Este Belgrano de Zielinsky logró lo impensado, ganarle más veces a River en un año que en toda la historia de enfrentamientos entre amBos cluBes. Lo máximo que Belgrano haBía estado sin perder frente a River eran dos partidos. Hoy Belgrano goza de un invicto de cinco partidos frente al Millonario (la última vez que River ganó fue 2-1 en el Clausura 2002). Y Bueno... esa alegría que dura toda la vida, de ascender en la cancha del cluB más ganador del fútBol argentino y mandarlo a jugar por primera vez en la B. 
Todo River, AFA y el periodismo esperaBa que esta Primera Fecha del torneo Inicial 2012 fuera la revancha de River. Al final, el único que tuvo revancha fue el espíritu de Diego Alarcón en el arco.


9 comentarios:

alobelgrano dijo...

el texto, la foto y el video fueron aportados por iBana Maritano. Gracias iBa!! tremendo aporte

rodrigo dijo...

Cuando veía el partido, pensaba que cosa belgrano siempre viviendo ese tipo de situaciones tan particulares, tan un únicas, que solo se entienden teniendo la piel celeste.

Una cosita, va con onda pero las B largas puestas en el medio del texto dificultan la lectura y (por lo menos a mi) me cortan mucho el hilo de la comprensión.

Anónimo dijo...

Muy bueno Juancito,yo fui a ese partido, un frio hacia ...comimos fideos con tuco , en tigre ,en lo de miguel, antes del partido... saludos

alobelgrano dijo...

gracias manu por el comentario!!

rodrigo, gracias por el aporte, pero iBana escribe siempre así, es su estilo, lo que la hace única. cuando uno lee algo referido a Belgrano y ve esas B mayúsculas a lo largo de todo un texto, automáticamente sabe que está escrito por iBana. por eso no lo cambié ni agregué en el texto que era de ella. sino que lo menciono recien en los comentarios. igual, gracias por el comentario!!

Alfredo Cisterna dijo...

Muy buen post, como todos los del blog, no tenia a IBana con el texto, siempre la asocie con la cámara de fotos, pero para que el talento para contar historias es indistinto del medio que utiliza
Saludos @acisterna

Anónimo dijo...

Qué grande este Belgrano, siempre metido en algún hermoso quilombo...!


Mil gracias por tu blog

Flaco




Javier dijo...

Uh si, Alarcón en el arco, inolvidable jaja. Tuvo su revancha indirecta el rubio :P

sergio/ramonero/pirata dijo...

Estuve ese partido en el monumental, que recuerdaso que me trajiste, viejo, que recuerdaso.
Che, ahora viene el mangaso: ¿tenés algo de ese Belgrano - Instituto donde la gloria iba ganando 1 a 0, le cobran un penal sobre la hora porque Turús la "ataja", se lo atajan y a los segundos empata el pirata?
Vos sabés de qué partido te hablo...

alobelgrano dijo...

hola sergio, lo estoy buscando a ese partido, las imagenes de youtube salen muy pixeladas, cuando lo encuentre en buena resolución lo subo. en realidad perdíamos 2 a 1, lo empatamos en el descuento con nueve hombres, bien a lo belgrano. fue la primer gran ovación que recibió gastón turus en belgrano. abrazo amigo, gracias por comentar!