miércoles, 14 de marzo de 2012

a lo Peñarol


Compartir



soy un apasionado del fútbol.

fanático de Belgrano sin haberlo buscado. simplemente se dio.

por culpa de mi amor por Belgrano he perdido sensibilidad deportiva.

ya no me importa tanto la selección argentina.

me gusta que gane, pero si pierde no me afecta.

ni chequeo los resultados de Atenas, solo me entero si llega a una final.

los pumas nunca me interesaron mucho, salvo en el mundial.

las leonas otro tanto.


pero tengo algunas simpatías futbolísticas que no pasan de eso, son sólo simpatías.

me gusta el napoli, por diego, obvio.

siempre me gustaron los dos atléticos, el de madrid y el de bilbao. sobre todo el de bilbao porque no contrata extranjeros.

por la misma causa me gustan las chivas de guadalajara. se las rebusca con jugadores mexicanos.

sigo los resultados del fluminense, porque me gusta la camiseta.

me identifico con los valores de los hichas del st. pauli alemán. también por el pirata que tienen en su escudo.


y en uruguay siempre me simpatizó Peñarol. no tenía muy en claro porqué. y en el título del libro que muestra la foto se encuentra la respuesta. su autor se llama César Bianchi. y leyendo el libro me di cuenta que Belgrano y Peñarol tienen muchas cosas en común.


gracias a eli y a chabi por haberme recomendado A lo Peñarol.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenísimo Juan!!! Me alegra mucho que compartas y te identifiques con la pasión que sentimos los hinchas de Peñarol y que te haya gustado el libro de César!!! Realmente está muy bueno!!! Gracias por compartirlo!!! Eli.

Sabrina Bianchi dijo...

Estimado, felicitaciones por el Blog! Está muy bueno, realmente. Y gracias por la mención. Qué placer que hayas leído el libro que te recomendamos. Espero te contactes con mi hermano. Tienen mucho de que hablar ;) Un beso grande. Sabrina "Chabi" Bianchi

la Vito y el Tincho dijo...

Casi tres años viví en montevideo. Cuando llegué al glorioso barrio de Buceo el hura casi extinto todavía se hacía oir en algunas paredes pero casi todo el barrio es manya. En la cuadra las charlas, los asados y los whisky (allá apenas se consigue ferné) con el Gordo Pablo, el Negro Ángel, El jimy y el Botella me terminaron de convencer. Empecé a ir a la cancha. Y me pasó algo parecido que con belgrano, el fútbol no es muy bueno pero la gente, en las tribunas, es una fiesta.
Después conocí un poco de la historia, de los barrios, de los colores y no había mucho más que hablar.
También me pasó algo similar de ambos lados del charco: empecé a ir a la cancha en el peor momento del equipo, y me fui viendolo campeon.
Por la camiseta. Por el carnaval.
Un abrazo che.

Anónimo dijo...

El St. Pauli ha usado como camiseta alternativa una negra con una calavera. Y en las tribunas está lleno de banderas negras con calaveras. Yo lo banco al St. Pauli. Es una de las hinchadas de izquierda y anti fascistas de Europa, junto con el Livorno, el Olimpique de Marsella, el Atlético de Bilbao, el AK no sé cuándo de Grecia...
Hay un documental de St. Pauli dando vueltas por ahí que está muy bueno.
Fútbol y política mezclado de la mejor manera.
Un abrazo pirata

Anónimo dijo...

Hermano, leo muy de vez en cuando el Blog. Y te juro que esto parece que lo hubiera escrito yo. Me siento totalmente identificado.
Yo te agrego algo: le hago la hinchada a todos los equipos del mundo que tengan camisetas celestes: Sporting Cristal, Napoli, Temperley, etc.
Abrazo y seguí así